Sakuma es un centro Holístico, ubicado dentro del Valle Sagrado de Erks, donde se abordan terapias transpersonales como Memoria celular, Astrología, Seichim Sekhem Ra (Cura Egipcia), Reiki, Armonizaciones, Sanaciones, Regresiones, Tarot, Runas, Cursos, Seminarios, Talleres... (Turnos: sakuma.erks@gmail.com)

viernes, 12 de enero de 2018

Año 2018. Otra oportunidad

Estamos comenzando un año calendario colectivo 2018 que como bien se sabe desde la numerología es un 11… un numero maestro, pero también para quienes no estén alineados con esta vibración, tan especial, comulgara en el 2, que tiene que ver (desde lo negativo) con la duda,  la dicotomía,  y la incertidumbre.
Estamos frente a una gran oportunidad, por lo que la tierra hasta ahora como célula viva fue trabajando… es un año donde se van a polarizar cada vez más las energías y todo se va a tornar mas extremo.
El planeta está evolucionando hacia una nueva frecuencia, más cristalina, más pura, transformadora y expansiva. Los diferentes campos energéticos, incluso en nuestros cuerpos van generando cambios y trasformaciones permanentemente. Nuestro ADN va mutando hacia el GNA (nuevo código genético).
La tierra, entre otras cosas está compuesta por  cristales, éstos transfieren energías, transforman y van sellando los nuevos patrones formando plantillas nuevas en diferentes partes del  planeta para que la tierra pueda seguir elevando esa vibración. Las plantillas son holográficas,  están formadas por símbolos,  se debe ser consciente de que cada símbolo es una llave, que cada proyección de energía es transformadora y que cada visualización u holograma de estos símbolos son puertas dimensionales hacia nuevos conocimientos. La energía cristalina que resuena en el centro de la tierra es capaz de ir creando nuevas realidades,  aún está lidiando con realidades anteriores que deben terminar de formarse,  para abrirle paso a las nuevas. Es como si dentro de la gran red planetaria, hubiera capsulas de tiempo que se van abriendo, revelando  nuevas oportunidades, formando nuevos eventos, plazos y programas.
Las plantillas instaladas en el seno de la tierra que vibran en puntos electromagnéticos específicos,  como en las pirámides de Egipto, de México, lugares como Machupichu, Shamballa, Erks, Aurora,  etc son lugares que van retroalimentando a semillas cósmicas (trabajadores de la Luz), que son quienes están conscientemente trabajando en el programa, para que puedan adquirir en cada viaje a esos lugares, la impregnación necesaria y seguir nutriéndose. La parte cristalina de estos puntos planetarios también está más sutilizada, por la posición donde se encuentran,  por ello, en esos nodos puntualmente la vibración de la energía llega a niveles supra físicos generando efectos en las personas, que solo en momentos muy particulares de sostenimiento de consciencia y de amor incondicional se pueden alcanzar…
Estamos en un momento de gran liberación de consciencia, pero también para quienes no estén a la altura del cambio que hay que manifestar, correrán el riesgo de ir hacia una fase menos evolutiva, donde el miedo, la  inseguridad y la incertidumbre tomen el poder y no puedan lograr la tan anhelada transformación y por lo tanto tendrán que vivir eventos personales acordes a esas emociones.
Quienes encarnamos en esta línea de tiempo puntualmente hemos asumido un compromiso que hoy deber ser manifestado sin más demoras. Por ello quienes en esta transición sientan que realmente son parte, (porque todas células de su cuerpo se preparan para un gran cambio),  deben de una vez por todas asumir el rol, y quienes NO, casi como un pedido desde lo alto, le den lugar a aquellas personas que sí están  transitando este proceso con disponibilidad, y puedan tener la oportunidad de servir al gran plan.
Hay líneas de tiempo muy influyentes, en las que existimos alguna vez, como Atlántida, Lemuria, incluso en otras esferas planetarias  que todavía resuenan en nosotros como si fuéramos viajeros del tiempo teniendo en cuenta en este presente los errores cometidos para poder corregirlos en esta actualidad y modificarlos, para darle paso a la Nueva Tierra.
Las meditaciones, la conexión interna, la introspección, la alimentación, las intenciones,  el compromiso espiritual, son partes claves para este momento, porque nos retroalimentamos conscientemente con la energía, con el campo cristalino de la tierra.
Estamos conectados con la red planetaria, por lo tanto todo lo que nos ocurre,  lo bueno y lo malo  va subiendo a esa red, como si fuera un disco que va almacenando toda la información,  por ello es responsabilidad de quienes sean partes de este programa, la coherencia entre sus palabras y sus acciones,  porque son co creadores.


Desde Sakuma, Sergio y Klaudia